Humberto Velasquez

Del amor...

Del amor… el sueño se apodera.

Dejando para pocos un lugar al frente del pacifico.

Al tanto de no despojarse de la tierra.

Que en exceso bebe agua.

 

El amor…

¡Quizá! Estará al tanto de lo fácil

que se haya escrito el toque entre lo natural y fogata.

¡Quizá! Estará al tanto que fue un soplo.

Y es suficiente, me distrae me alimenta.

De vez en cuando me convierte en apoderado de un letargo.

 

  Del amor se ha escrito…medrando las palabras.

Que llegan a la canicie.

Y hacen remorder la distracción.

Del amor que abanica cielos y despoja astillas.

Que llega tarde para despertarse.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.