Christian Cavour

Dejar que fluya

Posado en la orilla del río 

se desahoga ese niño

que al tirar piedras al río 

se da cuenta

que él ya ha crecido.

Se aleja... se sienta en un tronco, 

aliviado de tanto sentimiento reprimido, 

¡los arrojó al río! 

se dio cuenta que

 ya habia crecido, 

se dio cuenta que

él ya estaba mejor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.