Alex Mc

Tu ausencia

No hay hielo que no se derrita,

ni fuego que no se apague,

un día te tuve y al día siguiente te perdí,

resonó tu voz cálida en la distancia,

el viento cada vez soplaba menos y

el eco de mi amor te buscaba en el encierro

de la habitación de la que partías,

quedo a mi lado la soledad y

detrás de mí transitaba nuestra historia,

tu sonrisa marchita se desvanecía en mi

mente y tu voz como un susurro desaparecía

en lo más profundo de mi corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.