guillengap

En la Cárcel de tus Besos

¡Hace mucho calor y sin embargo

tengo tanto frio y casi me desnude!

¡Recorro este lugar lúgubre desde

este a oeste o de lo ancho a lo más largo!

 

¡Aves, cuervos y pájaros oscuros,

tristemente de miedo canturrean!

¡Las ventiscas me siguen y rodean,

entre grandes y ardientes rojos aros!

 

¡En la cárcel de grises pensamientos

preso aun estoy y algún delito tuve

que purgar temeroso y con gran susto!

¡Sin embargo yo siempre me mantuve

de tus ojos esclavo y entre el gusto

de probar tu veneno me entretuve!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.