Jessica V. Galán

Huella

La cuerda sin voz
Que sostiene tu infancia
Los pasos sin peso
Sin huella
El sello en la entraña del alma

Nino perpetuo
Que llora siempre
Por un canto de cuna

Haber si duerme
Dale un beso que calme
Tu niño con hambre
no encuentra una mano que mesa su cuna


La cuerda sin voz que sostiene ese niño
Las huellas pequeñas
llegarán contigo al final del camino

 

Comentarios1

  • Jessica V. Galán

    No importa el tiempo siempre seremos en parte ese niño que una vez fuimos. Lo que al niño le dolió volverá a doler lo aquel niño disfruto, volverá hacernos sonreír.

    • benchy43

      Atinada reflexión.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.