Wellington Rigortmortiz

* Sin Escapatoria



Si tu aliento tibio pudiera

rosarme el pecho en este momento,

si pudiera sentir

como me recorre desde el vientre,

desearía perder toda razón,

que no me traicione la libido

al rose de tus labios

que caminan con su lengua

por mis muslos

y se detienen en la pelvis,

enjaular mi corazón

en gritos entre tus huesos

al apoderarte de mí fálico ser

entre tu carpelo,

flor carnívora de colores vivos,

calor y aliento inflamable,

si mis manos pudieran

apretar tus caderas y elevarte

a nirvana indescriptible,

verte flotar entre mis brazos,

el cabello alborotarse

y bambolear tu cuerpo,

tu cintura; besos apasionados

que derriten a los temores

a los prejuicios que quizás

nuestras mentes aun guardan,

besos que muerden,

besos que absorben,

arcana pasión, ajena lujuria,

el dolor es lo único que poseemos

en una distancia que parece penitencia

por nuestros pecados de inocencia,

si pudiéramos enfrentarnos

en este momento no con las palabras,

ni con los pensamientos,

si pudiéramos confrontarnos

con los besos, las miradas,

los abrazos y las caricias,

si pudieran nuestras almas liberarse,

si pudiéramos dejar en este momento

todo el peso de esta masa de carne y huesos;

…si tu aliento tibio pudiera

rosarme el pecho en este momento,

si pudiera sentir

como me recorre desde el vientre…

si mis manos pudieran

apretar tus caderas y elevarte

a nirvana indescriptible,

verte flotar entre mis brazos…

si pudieran nuestras almas liberarse.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.