Xabier Abando

Cuando me vaya, algún día.

 

Cuando me vaya, algún día,

hacia la noche oscura y tenebrosa,

si pudiera llevarme alguna cosa,

su risa me llevaría

 

y ese encanto a flor de piel,

que tiñó de suspiros mis anhelos,

el causante de todos mis desvelos,

me llevaría también, 

 

pero la parca, alevosa,

me privará de su risa y su encanto

y no podré escuchar el dulce canto 

de su voz maravillosa.

 

Tampoco podré tener

la luz serena de sus lindos ojos,

que abiertos son dos faros luminosos,  

que me ayudan tanto a ver. 

 

Gozará la suave brisa 

al besar su piel, anhelada delicia,

y si ella sonríe al sentir la caricia,

me perderé su sonrisa.

 

Si al igual que cada día,

acude a deleitarme el ruiseñor,

cantando hasta la noche con primor,

ya no oiré su melodía.

 

La vida, de igual manera,

sin mi proseguirá su ciclo eterno, 

volverán, tras las nieves del invierno,

las flores en primavera.

 

Seguirá alumbrando el sol,

y saldrán por la noche las estrellas 

ya no saldrán por mi, saldrán por ella,

también por el ruiseñor

 

y nacerá un nuevo día

y, ya sin mí, otra vez, por la mañana,

temprano entrará el sol por mi ventana,

que nunca más será mía.

 

© Xabier Abando, 04/04/2017

Comentarios6

  • pfleta

    Impresionante,:Xabier, por la forma y por el tema. La muerte y la vida, dos caras de la misma moneda... También trato ese mismo tema en un poema en lengua catalana "El dia que jo fineixi". A ver si lo hago bilingüe y lo publico..
    Un abrazo.
    Pau

    • Xabier Abando

      Pues anímate a hacerlo y compartirlos con vosotros. Muchas gracias, Pau, por tu, como siempre, grato comentario.
      Un abrazo.
      Xabier

    • Xiomiry

      bello tu estilo Xabier enorme placer leerte, saludos respetuosos.

      Xiomiry.

      • Xabier Abando

        Muchísimas gracias por tu estimulante comentario.
        Saludos cordiales.
        Xabier

      • Jorge Horacio Richino

        Precioso poema y no lo digo por el hecho de la alevosa parca, sino más bien por tu actitud de extrañar con tanta pena las cosas que podrías perder, que por lo que comentas han de ser muy buenas.
        Bello estilo el de tus letras, como suele ocurrir en todas tus obras!!
        Placer leerte!!
        Un fuerte y cálido abrazo!!!

        • Xabier Abando

          Si, Jorge, estás son algunas de las cosas en las que uno piensa, con pena, cuando se plantea la inevitable partida, en la seguridad de que las ha de perder. Muchas gracias, Jorge, por tu espléndido comentario.
          Un abrazo.
          Xabier

        • Ӈιρριε Ʋყє ☮

          Qué hermosa y delicada ha quedado esa alternancia entre octasílabos y endecasílabos !!!!

          Que además sirven tan bien al tema del poema, tan complejo y a la vez tan universal

          Bellísimo, profundo y magníficamente abordado. Un aplauso de pie, poeta

          • Xabier Abando

            Me alegro mucho, amigo Hippie, de que te haya gustado y te agradezco en el alma tu aplauso y tus estimulantes comentarios.
            Abrazos cordiales.
            Xabier.

          • Luna en mar

            Sencillez, sensibilidad... romántico

            • Xabier Abando

              Encantado de que así te lo parezca, .
              Muchas gracias por tu visita y por tu agradable comentario.
              Un abrazo, Carmen.

            • M.G.Ratia

              Ahondar en la pérdida, no la de los demás, cuando uno se va, sino, en las que uno pierde cuando se ha ido. Además aclaras que no las perdemos, porque ya no estamos para perderlas.
              Ella, el ruiseñor y la luz de la ventana ya no serán para nosotros.
              Bueno Xabi, genial !!!
              Lo dicho, cuando llegué, que sea dentro de muchos años y no te acerques al leteo, a ver si así, aunque las cosas ya no sean ya para nosotros, las recordemos al "tin" de un buen rioja.

              • Xabier Abando

                Así es, amigo Ratia, la pérdida no es tal cuando nos vamos, porque no nos enteramos, pero antes, cuando uno se pone a pensar en esas cosas, el sentimiento de pérdida se puede experimentar por adelantado. Mejor no pensar en ello y seguir disfrutando, hasta que sea inevitable.
                Muchas gracias por tu siempre agradable visita y comentario.
                Un abrazo.
                Xabier



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.