Sir Fazz Gutermann

Vivir viviendo

Afortunadamente nunca sabremos el futuro.

Pero antes de armarnos de una coraza negativa anti-ilusión por miedo a las derrotas.

Cubrámonos de livianas plumas de sueños.

Un traje liviano que nos ayude a volar por sobre la envidia y los envidiosos, sobre los torturadores de sueños y también sobre aquellos que dicen:

"Tarde o temprano todo termina"

 

Claro, todo terminara un día, y hasta los sueños terminaran, lo sé.

Pero elijo ser un ingenuo soñador.

Quizás mis sueños mueran después que yo.

 

Quizás lleguen los fracasos, pero no tendré miedo a vivir.

Y pensaré, nada opacó mis ilusiones ni mis sueños.

Ni los logrados, ni los que esperé hasta el último segundo.

Viví y viviré una vida que empuja, anima y sueña.

 

Viví, y mi vida vivió, soñé y mi vida soñó, sueño y mi vida se llena de vida, amo y mi vida sueña.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.