GuillermoO

A Baco

Baco   me sumo a tu implacable querer 

dame de beber el enigma   piedra o pasto

sonidos, de aquellos encuentros

para que sostengas el día

como en un culto secreto

 

 

no me he ocupado de mí 

sino cuando tiemblo

cuando sospecho que ultiman mis deseos

entonces   Baco    me bebo 

a grandes sorbos   a grandes miedos

a grandes huracanes o pensamientos

 

dibújame tu cuerpo

o has de mí brebajes

para aliviar verdades o supersticiones

donde los ríos se abrigan

y crecen los racimos para tus plenas cosechas.

 

Guillermo

 

D. Nac. del derecho de autor

Comentarios1

  • Melba Reyes A.

    Excelente, amigo.Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.