Bryan Girón

Olvidos a largo plazo

Aún recuerdo cuando escribía en un pequeño cuaderno todo lo interesante que me pasaba en los días en los que estaba junto a todo. Perdí esa cotumbre tan mía de desahogarme con el simple movimiento del lápiz sellando para siempre en escrito un sentimiento, una emoción, una tragedia sin sentido, o un problema alucinado por los impulsos tan inmaduros de ese tiempo.

Necesitaba escribir otra vez. De verdad que sí. Pero no encontraba emoción ni detonantes que estimularan mi mente de nuevo, que hicieran que volara en imaginación.

Dudo que alguien lea hasta el final el desorden que estoy desechando de mi cabeza, ya que este texto es eso: Sobras que quedaron de mi pasatiempo más querido. Creo que haciendo esto limpiaré de nuevo mi mente. Esta mente tan maltratada por intuiciones extrañas y ajenas a mi forma de pensar.

Han cambiado mucha cosas, muchísimas. El cambio fue brutal y exagerado, un giro muy duro que lastimó mi sentido de percepción sentimental, era casi como "el don soñado".
Se borraron de mi mente esos momentos atados a sentimientos. A veces recuerdo un pastel, otras veces un paradero de bus, y otras más raras la nostalgia me ataca al ver de lejos las nubes sin forma (antes sí las tenían). No sé en que tonto momento perdí la capacidad de aplazar lo malo e inyectar una dosis de curiosidad que afectaba mi propia conciencia. Si alguien me lo explicara, estaría más que satisfecho. Hasta escribiría un libro.

Y como la mente manda, la nostalgia se apodera. Solo quiero recordar y volver a sentir
!Que alguien me devuelva esas fechas!

El 24 de febrero del 2013 me di mi primera oportunidad. Sí, yo solito. Me arriesgué a escribir...

El 26 de diciembre del 2013 fue que mi corazón necesitaba capas de protección ante tantos misiles directos.

El 24 de enero del 2014 entendí la importancia de despedirse de alguien a quien te acostumbraste tanto que jamás pensabas olvidar.

El 04 de febrero del 2014 entendí que las ilusiones creadas por la mente basándose en deducciones alteradas, llega su fin. Fue el final más placentero que he vivido.
Al día siguiente, el 05 de febrero entendí el poder de escribir. Me dominó por completo.

El 06 de abril del 2014 conocí la ternura. Fue la primera vez que mi frío corazón se derritió como el* duro bloque de hielo que era.

El 21 de diciembre del 2014 sentí por primera vez el vacío que deja el sentimiento de no poder ser útil en el único lugar en donde encajaba.

En abril del 2015 sentí lo que significaba ya no solo escribir, si no dedicar a alguien más mis sentimientos* en la forma más romántica que conocía.

El 06 de junio del 2015 pude saborear tan solo un poco la "felicidad". Algunos lo llamarían algo así como la mejor noche de su vida.

El 07 de julio del 2015 aprendí a hacer amigos.

El 15 de septiembre del 2015 entendí que ni lo que escribía, ni lo que dedicaba, ni el tiempo que invertí, ni las sonrisas que robé, ni los sentimientos que hice nacer, nunca fueron suficientes ni estuvieron a la altura de esa mente, de esos pensamientos a los que nunca pude entrar. Ese día también aprendí a llorar.

En diciembre del 2015 cambié el vacío de no ser útil en donde quería estar, a ser buscado en donde jamás debí llegar. Hasta el día de hoy me arrepiento de haber aceptado...

El 16 de febrero del 2016 experimenté el horrible sentimiento de no saber dar una explicación a esa persona. Cómo decirle que no te despedirás por miedo a tomar su mano por última vez.

El 24 de mayo del 2016 empezó la decadencia de mi talento al escribir. Desde ese día nunca más pude desahogarme escribiendo. Ya no hacía efecto.

El 27 de diciembre del 2016 fue la última queja que escribí, la última auto crítica. Desde esa fecha no volví a escribir más.

Esta madrugada, 07 de abril del 2018 entendí y descubrí algo que no había podido hacer los años anteriores. Pero eso ya quedará sellado por el momento en mi mente. Tal vez lo cuente dentro de unos año más.

Como dije en el tercer párrafo, dudo que alguien haya tomado el tiempo de conocer mis memorias aburridas sin ningún tipo de beneficio. Todo lo que escribo, fue, es y será solo para mi entera comprensión. No intentes solucionar situaciones imposibles cuando tú mismo las creaste.

Todos estos son olvidos a largo plazo.

Comentarios2

  • Claudia Alejandra

    wow

  • Claudia Alejandra

    A mi me dejaste ganas de seguir leyendo

    • Bryan Girón

      Aprecio muchísimo tu comentario. Me alegra que te haya gustado 🙂



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.