José A. Núñez Caba

Miradas

Mírame a los ojos, yo siento
que tú me besas con el alma.
Cuando me tomas de la mano
yo hacia el alto cielo asciendo
y el mundo nimio queda siendo
ante la magia de tus manos.

Cuando a tus ojos, fijo, yo miro
y a la vez me pierdo y no respiro
este mudo se me hace pequeño,
mirando a tus bellos ojos negros
la brillante inmensidad encuentro.

Si a tus ojos yo miro
y a la vez no respiro
que de tus labios broten
lo que con amor pido:
besos que alimenten a
este corazón rendido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.