Richard123

Coraza Sanguinaria

Cuya coraza cuarta sanguinaria,
asidua voz de acecho perentorio
por quien del humo fuera partidaria,
máquina perseguida en crematorio.

Inusual atajo enjuga el plasto;
savia espesa en tu derrame
de quien lo verde alinea rastro;
a hornear distancia tuya,
a llover recuerdos por quien
adame a ti elegía argenta.

Frecuentemente escucho eterna tu voz,
pero más acorazado el corazón
que recoge las cenizas de tu partida,
que entierra siempre mi mortal destino.

Te fuiste y acabó el verano;
los caminos verdes
se quemaron por tu ausencia;
llovieron recuerdos, lamentando amar,
enamorando ahora a la tristeza.

Hace tanto frío que el espíritu
se ha acurrucado en donde
alguna vez dormiste



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.