Kleber Exkart

Los sin Dios.

Los muertos no tienen dios

quedan huérfanos de cariño y de calor

se difuman entre el odio y el amor

son la exhalación, son el adiós.

 

Allí estamos yendo todos

a expiar la culpa adánica

fuimos engendrados en pecado

por obra y gracia satánica

y hemos ido arrebolados desnudos

violentando la matriz

de vida que nos dio el Creador

 

Nada detiene al gran tentador

que arrebata el crisol de la verdad

Somos aliento de vida

polvo cósmico que vitupera

la simiente divina. Somos

arrastrados a la muerte

como corderos de matadero

allí termina nuestra suerte.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Hola Kleber, tu poema es fuerte y doloroso.-
    Esa simiente divina, a la que tu aludes, basta para justificar, nuestro paso por la vida, y dime tu, crees realmente, que el espiritu, se desarma en la tierra agusanado ??, te dejo un cariƱoso saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.