MODESTOELPOETA1953

DOS LUCEROS ENCANTADORES, ENTRE SUS LUNAS Y SOLES

 

 

Mi hija y mi Nieta dos mundos en uno, Cristina es un cielo

Y mi María Dolores, un sol que ilumina el día y la noche

Es una lástima lo que está pasando en su difícil universo,

Con la luz que irradian entre su sonrisa y reproche…

 

Castigo para un Padre que pierde la ilusión, al ver el desamor,

Una cima con dos hijos preciosos mis Nietos Cristina y Jony

Y en otro lado su Padre, para mí un gran Marido sin calor,

De su Mujer que le da de lado, a pesar de todo, él la quiere…

 

Pero ella ya está fría como el hielo, cosa que yo no entiendo

Y me está haciendo daño, este terremoto de desvelos,

Que hay entre la lucha que mantienen, entre ellos dos,

Una grieta muy difícil de unir, por parte de mi mejor flor…

 

Ojala Dios le ayude y se eché atrás en este vaivén de guerra y paz

Qué guapa eres Cristina y también muy inteligente en tu charlar

Yo estoy en la luna muy cerca del sol con su hermosura y faz,

Ese es mi regalo del Cielo Terrenal una diamante sin cortar…

 

Este es mi regalo Nieta de mí ser y espero que te guste, niña y mujer

Un torbellino de luz, una luna llena de luz en todo su qué hacer

Inspirada en sus estudios amable y radiante a la vez y sabe querer,

Este es mi regalo Cristina de mis sueños, entre el hoy y mi ayer.

 

¡Cristina siempre estarás en el cielo de mi cima, ahora en la tierra y mañana, en el más allá!

 

 

Modesto Ruiz Martínez / jueves 15 de abril de 2018

Comentarios1

  • Fabio Robles

    Sentimientos nobles, angustia de quien ama a su hija y nieta. Espero el futuro sonrĂ­a para todos . Mi saludo fraterno



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.