Sathya Sanahuja

HERIDAS.


Volvería mil veces al lugar donde te apuñale,
          porque es tu sangre lo que me hizo ser
                               el vampiro que soy ahora

Estos dientes que ahora son navajas,
alguna vez
                            pronunciaron ciertas palabras
                        que por momentos hicieron de ti
                                                 una víctima feliz

Aunque a veces morías de dolor con ese mismo furor
disfrutaste de mis uñas enterradas en tu piel
como dagas
                una y otra vez.

Fuiste mi victima y yo la tuya
dejaste marcas donde solo habían dudas

Y Aunque desde que llegaste sabia que te marcharías
me entregue ciegamente a las heridas.

         Soy básicamente nada en las memorias
                                                   de tu mirada
y aun así te sueño con miedo de que descubras
que el día que me fui
                     te mentí diciéndote que aun te amaba
                     la verdad es que quería que me dejaras

ya tenia suficientes puñaladas y la espada manchada no me servia de nada.

Comentarios1

  • Emiliano Veinte

    Guau, expresión de amor y dolor. Son la simbiosis del vivir en el poeta.
    Y no querer sentirlo.
    Y no querer vivirlo.
    Y así será.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.