Edmundo Rodriguez

OBSERVANDO LAS AVES

Observando las aves , 

mi vida se llena de canto y color , 

la lealtad entre ellas es notable , 

cuidan sus crìas con esmero , 

procurando conservar

la especie fuerte . 

 

Hay tantas observaciones , 

que surgen de mi corazòn , 

construyen con esmero 

sus nidos , los cuales son 

fuertes y còmodos . 

 

El canto de las aves 

en las mañanas , fomenta alegrìa  

en la actitud del humano que las 

escucha . 

 

Gozad hermanos , 

de la presencia de las aves , 

y si tenès un jardìn , 

conservarlo fresco , 

para que las aves lleguen y 

su estancia endulce el ambiente .

Comentarios4

  • Ágora

    Las aves son preciosas, yo les echo alpiste de vez en cuando en el jardín
    Un abrazo amigo

    • Edmundo Rodriguez

      Muchas gracias , querida Amiga ,
      Es adorable lo que haces ,
      ellas te premian con su presencia .
      Mi cariño , y
      Mi càlido Abrazo .

    • Tokki

      Hay pájaros que en el jardín vuelan
      y con el canto tocan su corazón.
      Un abrazo amigo.

      • Edmundo Rodriguez

        Muchas gracias , Amigo Tokki ,
        Cierto , y la belleza del ambiente es màs .
        Un gran Abrazo .

      • Yolanda Barry

        tienes mucha razon,hay sonidos que son un regalo de Dios,entre ellos el canto de las aves.a mi me encanta oir cuando regresan a las copas de los arboles y se disponen a dormir.

        • Edmundo Rodriguez

          Muchas gracias , querida Yolanda ,
          Cierto , generan alegrìa y paz .
          Mi cariño , y
          Mi càlido Abrazo .

        • AZULNOCHE

          Eres buen observador, recoges los detalles más bellos.
          Mis abrazos de flores de alhelí granate!!

          • Edmundo Rodriguez

            Muchas gracias , Mi querida Asun ,
            Asì observo y siento la belleza de tu corazòn .
            Mi cariño , y
            Mi càlido Abrazo .



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.