Hermes Antonio Varillas Labrador

“Proclives Choques”

“Proclives Choques”

 

Te besaría hasta la sombra

es mi declaración sin nombre,

y tú sin pensarlo dos veces

de inmediato me respondes:

“Esa la quiero dejar colgada,

pero no sé dónde”.

 

No te quieras apartar de ella

y produzcas una hecatombe

que sería tanto como decirme

sin importar que me asombre,

que quieres olvidar lo nuestro

tan intenso por sobrenombre…

 

Lo reconoces “Sí somos intensos”,

recordando tiempos muy nobles,

nunca lo pondré en duda,

en fuerte impacto y hasta doble

como en un choque de nubes

cual ruidoso o estentóreo revólver

que producen mucha electricidad

y de momento pasión salobre.

 

Sin importar que yo sea tan frío

y tú ardiente como fundido cobre

“Como la canción,

nubes que siempre chocamos”;

perdona que coteje y lo confronte

chocamos duro en la intimidad

y yo intentando ser tu superhombre.

 

“Qué bonita manera de decir necios”,

la necedad tiene en los labios, borde;

escribiré un poema sobre ese detalle

embriagado con buen vino en odre,

no importa que de erotismo tenga

algo muy modesto y hasta pobre,

lo importante es dejar un recuerdo

tú y yo con posesivos pronombres

y con sentido de pertenencia

mi intenso verso en tu húmedo sobre.

 

El colofón de mi poema nada tiene de erótico:

 

"Recordar es fácil

para el que tiene memoria,

para quien considera la vida

una divertida noria,

olvidar es muy difícil

para quien tiene corazón,

para quien probó de tus labios

el sabor a melocotón

aunque sé que procuras

en tu boca olor a menta

espero no te consigas

una persona fraudulenta

o un charlatán poeta

que cuando te bese te mienta"

 

Por Hermes Varillas Labrador

 

1852         07/04/2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.