VICTOR BUSTOS SOLA

MUEREN LAS ANSIAS

 

No muere
un amor,
mueren las
ansias,

de amar
en vano,
no reniegan
del amor,

quedan
rezagadas,
como tardías olas,
besando la arena,

no muere
un amor,
se fortalece
en la espera,

pero no
toda la vida,
el corazón
está sediento,

es un brioso
corcel,
a riendas
sueltas,

que de pronto
se detiene,
y piensa,
dónde ?

dónde está
el amor,
que a locas
busco,

quien tiene
las llaves ?
de eso llamado,
ansiado amor.

Víctor Bustos Solavagione



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.