Melitos Guzmán

Sin él


Entonces llegue a ese punto en donde tuve que decidir,
si amarlo a él o amarme a mi misma.
y créanme fue complicado llegar a una conclusión.
Pero al final decidí amarme sabiendo que tenia
que comenzar desde el principio y sin él.

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Las gaviotas que vuelan por el cielo
    de Roma han mudado el largo viaje.
    Las nubes mensajeras aletean
    en las grisáceas aguas de amatista.

    Desde el frío del bronce, me interroga
    el Pensador de quién será el retrato,
    lo dice con la muerte en la mortaja,
    lo dice con la campana en su repique.

    Mis pasos lo rodean con premura.
    Tan yerto desde el ocre, cuando cree.
    Y nadie se percata de su lloro.

    De cerca me respondo: sin é,...
    Amalia Lateano



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.