Sergio Vásquez

Risas

Porque las risas lo ameritan, 

los días pasan rápido y 

las noches corren lento, 

buscando oírlas, 

muestras de estupidez que engrandece

nuestra hermosa niñez, la infancia

que algún día vivimos y

que poco a poco vamos dejando atrás.

La mejor risa no es la mía, 

ni siquiera la del extranjero de ojos azules, 

son las de los jóvenes que quieren seguir

siendo niños.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.