Mallez

Ovillejo a la flor

 

¿Quién se bate temblorosa?

La rosa.

¿Y quién sucumbe con desdén?

El clavel.

¿Quién se presenta aún atrás?

Alcatraz.

 

 

Mecida al viento Solano

que hiere cual mano voraz,

nunca al amor muere en vano

la rosa, el clavel o alcatraz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.