Alma atormentada

Gaditana, pienso en ti (Rima IV)

Te deje ir porque

estaba ido,

cualquier chico a tu lado

te hubiera seguido,

he quedado abatido,

por no haberte

conocido,

y a la vez

haberte afligido.

 

Eres una rosa

Gaditana,

que con su color

alegra cada mañana,

has conseguido

desvirtuar mi nirvana,

preciosa Sultana.

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.