Natanael Berrios Sandoval

Misantropía

Poseo ante el mundo la mirada de Ares.      Apenas camino y respiro en mi daga la sangre. Porque la existencia es solo espinas y no flores y los hombres no son más que un hediondo fiambre.

***

La mayor agonía del universo la causa el humano, que lleno de envidia e ira al prójimo lastima. Por esto detesto mi humillante estado mundano, porque, ¿quién, en el cielo o en la tierra, podrá tenernos estima?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.