Jhoandri Gómez

II Carta a la Melancolía

II Carta a la Melancolía

 

Querida melancolía.

¿Qué es lo que me hace recordarte?

Te alejas y dejas un vacío que aún no puedo explicar, hablo del sentido mismo de las palabras y del porque trato de ocultarlas detrás de una nube que se precipitara con el silencio que guardan mis ojos.

Disfruto del simple hecho de que seas parte de algunos de mis poemas y aunque ciertas suposiciones llegaran a confundir mis palabras. ¡Calla! Y no digas nada apresurado. Solo toma mi primera carta y léela con la intensidad que le acompaña, ya no lo harás más.

Tu amistad lejana y a veces invisible por momentos me provoca el deseo de escribir y aunque tiendo a confundirte con la palabra Melancolía; la cual me hace escribir tan bella Poesía y recrear escenas vividas en mi subconsciente, es solo cuando dejo de hacerlo y abro los ojos que te recuerdo tal como eres.

Dándome cuenta de que no debería compararte con ella, que eres real y aunque ella también. Tú eres de carne y hueso.

Entonces me doy cuenta que soy un egoísta por usarte como una ilusión creada por mi inconsciente poético.

Pero te preguntaras que clase de amigo escribe poesía sin crueles intenciones; pero también supondré que a estas alturas tendrías que saber que mi visión por la vida de poeta sobrepasa cualquier otro cariño del que nunca hayas conocido.

Hablo de construir un puente indestructible como ya lo decía Benedetti.

¡No temas!

La simplicidad de lo que entrego a veces tiende a parecer mucho y en ocasiones muy poco; o lo que es lo mismo por ahora, ¡Suficiente!

¿Te parece suficiente?

Porque también temo que la peculiaridad que guardan mis palabras se vea opacada por la intuición provocada por las irregularidades de mi poesía.

Tanto que en el camino de pocos días te he tomado el afecto como para a veces extrañar tu amistad y (Cariñosamente)

¡Siento que puedo decirte lo que sea sin excepciones!

¿Qué si estoy un poco loco?

Ya me conoces doy todo mi contenido poético sin recibir ninguna rosa en el escenario. Lo mismo pasa con mi cariño, te entrego una cuarta parte sin importarme que lo empujes al vacío.

Me despido extrañándote y no porque estés muy lejos sino porque estas demasiado cerca de mis casualidades.

—Mi querida amiga hasta donde estés.

Un abrazo—.

 

Escrito por Jhoandri Gómez

Comentarios1

  • migreriana

    Te felicito!!!!

    • Jhoandri Gómez

      Gracias! Aunque todo el credito es de ella.
      Saludos; Migreriana



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.