Jhon Deivy Torres Vidal

DISUELTO Y CERCENADO

Acabo de marginar una parte de mí

para poder mirar directamente

lo que me hace falta

debajo de mis últimos reflejos;

quizá me quede herido en un minuto

o disuelto en un segundo

o fundido en este súbito momento.

Tal vez, esa parte cercenada era mi alma

y miro ahora las piezas desoldadas 

en el laberinto de mi cuerpo muerto.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.