Carlos Justino Caballero

CABALGAR

Bombacha campera y alpargatas,

sombrero de ala y pañuelo al cuello,

camisa desprendida mostrando el pecho

y dispuesto a montar a su caballo.

 

Altivo y bien tusado el tobianito criollo,

ensillado con apero, cabezada y riendas

bien cepillado el pelo y herraduras nuevas,

engalanado para un galope al viento.

 

El relincho apuraba al jinete que de un salto

cayó de horcajadas sobre el lomo manso

y resoplando el pingo comenzó su trote

hacia cualquier lugar que lo llevaran.

 

Y ambos van en realidad a lo inmenso

a la vastedad del tiempo de cerros y de campos

a encontrar silencios o acordes montaraces

entre piedras, molles, cocos y pinares.

 

 

De mi libro “De la espera a lo esperado”. 2011 ISBN 978-987-1415-41-0

Comentarios2

  • Ágora

    Muy bello
    Saludos

  • Isis M

    Cabalgata preciosa, con detalles auténticos. Feliz fin de semana, amigo. Me gustó su poema.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.