poetalibre

ATISBO...

Yo, que tanto te he esperado,
hoy caigo del alto cielo
quien tan honrádamente sustentado,
me mantenía en el anhelo.

He sobrevivido sin sustancia,
sin reflejos ni clamores,
con infinita paciencia,
esperando en los albores.

Si no vas a venir...
Si sólo eres vinto de levante...
¡Déjame humíldemente vivir!
y no alentes mi semblante.

¡Calla! Si no eres eterna
y olvida las promesas olvidadas,
que yo tirito en mi propia serna
cuando las horas corren desbocadas

Con fuerzas vencidas te espero,
ven si quieres venir,
para empezar otra vez de cero
y nunca nunca más partir...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.