REYNA GALACTICA

Caminar juntos en la ciudad desierta

De un caminar juntos en la ciudad desierta,

quedó en mi un anhelo por  tus besos,

y el abrigo  de una deliciosa ilusión secreta.

Risas nuestras,  a través de tus palabras y las mías,

Así  me traje tu aliento a mis aposentos,

El amor y el café se ocultan uno tras otro

Su sabor se hace uno en la taza compartida.

Y entre sorbo y sorbo acaricié tu piel.

Aquel  descuidado roce entre tus dedos y los míos

Una chispa espontánea para encender la hoguera

Aquí sobre mi almohada ahogo los suspiros,

Que evocan tu presencia con gran urgencia

 Me  invento mil  promesas para lo incierto

Las cuento y las cuento, una y otra vez

Un sopor me envuelve,  y comienza el delirio

el  calor de tus labios que invade mi boca

a la luz de tu antorcha que aviva mis ardores.

Y  tú, inmerso en desconocidas cavilaciones,

 Ignoras  esta gran fogata que encendiste en mi

En aquel día de caminar juntos en la ciudad desierta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.