Hidalgo Caballero M.

Mísero humano


 
Piltrafa decrépita de huesos y carne
Desecho poluto de luces y sombras
Mísero humano de deseos fútiles
Temporal albergue de espectro inmortal
Templo suntuoso de mezquinos instintos
Sostén decadente de alma y mente
Juegas con tu vida y con tu tiempo
En un magistral caos de cultos y necios.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.