andrea barbaranelli

Memoria de un amor antiguo

 

Durante largos años te olvidé.

Pero, más tarde, a veces, te acercabas,

casi irreconocible, buscándome.

 

El banco del jardín donde nos sentábamos

y el rojear fastuoso del otoño;

el cielo limpio entre las nubes desmoronándose

y el primer viento frío.

 

La línea de tu perfil se ha confundido

en una maraña de trazos esbozados.

La vida que podría haber vivido

asoma, como un fantasma, de noche, en mis sueños.

 

Comentarios1

  • Toqui

    Gracias por la dedicatoria, y lo hermoso que es el poema.

    Un abrazo amigo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.