Marijose Luque Fernandez

Desvencijada


Recojo sin saberlo
los restos de mi ayer
dejando las esquirlas
clavadas en la piel,
la sangre brota
espinas de rosas
en las llagas de mis pies.


Cicatrices que arden por un ayer,
Dolor en mi alma por un querer;
Tantos caminos andados sin saber
Que doleria es amor que no pudo ser.
Hoy mi piel lo extraña, quiere volver
A la noche cálida donde nos dimos placer.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.