Alma atormentada

Gaditana, A dos tontos muy tontos...

Gaditana, a dos tontos muy tontos

Madrileños conociste,

A un egocéntrico egoísta

Y a mí, anulado por el cansancio

Y de voluntad triste.

 

Al final se hizo realidad,

Y la película dos tontos muy tontos

Era verdad,

Se juntaron el egoísmo infinito

Y la generosidad,

Y la suma fue la fatalidad.

 

Gaditana, con dos tontos

Muy tontos has dado,

Un tipo de cerebro recortado,

Y yo, totalmente idiotizado.

 

Gaditana, con dos tontos

Muy tontos diste de postín,

Un tremendo adoquín,

Y yo, apocado y poco parlanchín.

 

Gaditana, a dos tontos

Muy tontos conociste,

Para tu desgracia los sufriste.

 

Gaditana, a dos tontos

Muy tontos viste,

Un bellaco y mí apagada luz

Te dejaron triste.

 

Gaditana, con dos tontos

Muy tontos diste,

Dos idiotas de chiste,

Normal

Que de allí huiste.

 

Gaditana, con dos tontos

Muy tontos te encontraste,

Un personaje estrafalario

Y un empanado,

Dieron con los planes al traste.

 

Gaditana, a dos tontos

Muy tontos presenciaste,

A Jack “el simple”

Y lo estúpido que soy comprobaste.

 

Gaditana, a dos tontos

Muy tontos descubriste,

Al ególatra

Con tu miedo heriste,

No le paré,

Y quede como un imbécil

Seguramente dedujiste.

 

Gaditana, dos tontos

Muy tontos aparecieron,

Un chulo garrulo

Y un cretino como yo,

Te contravinieron.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.