Balague

EL VIEJO ARBOL

 

Era un viejo árbol cargado de historia

yo siempre lo veía, siempre estuvo allí

Está en el recuerdo, lo guardo en mi memoria

Debió estar presente al parto cuando yo nací.

 

Junto a  su gran tronco jugaba de niño.

En el grabé el nombre de mi primer amor.

Y descubrí el goce que brinda el cariño,

y por todo ello allí alabé al Señor.

 

Bajo él jure a Anita, mi novia quinceañera

el amor más puro, amor de juventud;

era una muchacha alegre, linda y sincera,

de las que poseía, su principal virtud.

 

Fue transcurriendo el tiempo, pasaron los años.

Año tras año juntos me fue viendo crecer.

Testigo de mis triunfos y mis desengaños.

Con el paso del tiempo me vio envejecer.

 

Y a aquel viejo árbol  cargado de historia,

un aciago día, un rayo abatió.

No resistió el impacto, fue causa notoria.

Partido por el rayo aquel día murió

 

Y cuando donde se hallaba me acerco y cejo,

viendo el gran agujero que dejo al caer,

cansado, deprimido, enfermo, solo  y viejo,

deseo de echarme dentro he de contener.

 

Barcelona, 26 marzo 2018

Comentarios1

  • Rafael Rec

    Tu árbol y tú. Bonito poema Balague.
    Saludos.

    • Balague

      No son mis vivencias. Es fruto de una inspiración poética.
      Salu2

      • Rafael Rec

        Aún así, es un bonito poema. Saludos amigo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.