M.G.Ratia

MIENTRAS YO QUEDO DE DOLOR

 

Mientras yo quedo de dolor,
tú, espuma de cresta blanca,
yo roca en el espigón,
tú, ausente en la marejada.

 

Yo padezco tu falta,
sola, desamparada,
encerrada en mi cárcel de amor,
lúgubre, encadenada.

 

Vas y vienes, cortejo cruel,
mareas bajas, pleamar empapada,
y me colmas de vida
como me la arrebatas.

 

Cuanta costa visitan tus alas!
miel-limón en la mirada,
tu cálido amanecer, tierno al alba,
frío y yermo en la noche negra                             [que no acaba.

 

Vuelve si has de volver
no pretendo que te vayas,
como no voy a querer
que vuelvas de nuevo a mi playa.

 

Después de todo, no soy piedra,
soy barca en la arena encallada,
y tu agua no es más que agua
transparente y salada.

 

Sea pués mi vida, aquí tirada
esperando pleamares,
tú libre, a la vieja usanza,
y yo quieta, en la psamita anclada.

Comentarios5

  • Jorge Horacio Richino

    Hermoso y sentido poema!
    Un placer su lectura!
    Me quedó muy prendida una estrofa:
    "Vas y vienes, cortejo cruel,
    mareas bajas, pleamar empapada,
    y me colmas de vida
    como me la arrebatas".
    Magníficos y melodiosos versos!
    Un gran abrazo y feliz día!!!

    • M.G.Ratia

      Amor, que da la vida, con la misma mano daña... y viceversa, menos mal.
      Abrazo, Horacio.

    • Luibarca

      Ojalá llegue una pleamar y te lleve con ella!.
      Hermoso poema.
      Un abrazo.

    • M.G.Ratia

      Amen, Luibarca.
      Agradezco tu deseo. Ojalá, aunque puede que en este mar de la vida las fuertes corrientes y el oleaje no estén por la labor.
      Cordiales saludos.

    • Jose Adolfo

      la mar lisonjera en la pena / voluptuosa en su va y ven / restaña cicatrices del camino poeta

      • M.G.Ratia

        Sí, el yodo marino cierra heridas.
        Gracias, se siente placentero el calor de tod@s pese a la distancia.
        Gracias Adolfo.

      • Xabier Abando

        Muuuy bonito, Ratia. Lindo. Un poema muy bueno. Enhorabuena! No sé si son vivencias personales y, en caso afirmativo, entiendo que hay momentos buenos y otros tanto. C’est l’amour, c’est la vie.
        Un abrazo.
        Xabier

        • M.G.Ratia

          Como decía Anna, da igual si son reales o no. Si se sienten, se sienten igual, en tal caso... C’est l’amour, c’est la vie.
          Gracias por tus palabras y que el lubricán te pille amando, Abando.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.