Fernando Olsen

Agradecimiento maldito

Gracias doy por ver lo evidente

Por desenterrar el miedo

Susurrar el horror de la desconfianza

Por abrir el alma

Quitar máscaras leves

Develar el misticismo de una mentira

Por mostrar la constancia

La permanencia

La voluntad frustrada

Por recordar mi niñez inconclusa

Que el tiempo no corrió hacia adelante

Que se estancó en la miseria

En la huida

En plegarias reprimidas

Que duele mucho entregar

Que la conciencia se ahoga

Y el corazón petrifica

Que duele entregar las noches

El insomnio

Los días soñados

Que levantar muros es muy simple

Que no hay peor cárcel que la propia inseguridad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.