FELIX SALVADOR ALARCÒN PECORI

LA - CASA VIEJA

La casa donde yò vivo,

semeja una tristeza,

por los colores mohidos;

de tantos años vividos.

 

Le falta calor humano,

la alegria de los niños,

la juventud,como fuente vital,

de todo lo que es real.

 

Por dentro se me parece,

un castillo fantasmal;

de grandes vivencias vividas,

y de momentos prohibidos.

 

Tiene un encanto en verano,

de una casa señorial,

por sus puertas y ventanas,

de època colonial



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.