librarian

mi ser

Le di el poder de estudiar me a su antojo

detuve mi cuestionamiento y le facilite conocerme

baje la guardia, aun conociendo la dirección del golpe

Para mi es costumbre tener que olvidar

Perderme entre la gente desinteresadamente

Aunque pase el amor y el dolor poco cese

Me entrego al olvido por no querer aceptar

lo que sabia que sucedería por dejarme llevar.

 

 Romance en cada poro, en busca un maravilloso ser que acompañe mis ocasos.

 Indiferencia a los defraudadores, que hacen de mis amores un despilfarro.

A caballo regalado no se le ve el colmillo...

Pero no quiero un caballo, quiero estar contigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.