Rafael Escobar

"MANOS SUTILES"

 

 

Como dos mariposas muy sutiles

en su cuerpo mis manos se despliegan,

y sus labios, mis labios los anegan

con mis besos sensuales y febriles.

 

Contemplando sus formas juveniles

do los fuegos de amor, con luz navegan,

sus gemidos tan cálidos sosiegan

mis instintos ardientes y viriles.

 

En la danza tan dulce del anhelo

desbordante se siente el fuerte espasmo,

que convierte el deseo en gran riachuelo

 

que converge en el lago de su orgasmo;

y desnuda, mirando para el cielo,

en su rostro se nota el entusiasmo!

 

Autor: Aníbal Rodríguez.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.