Louiser Nandes

Azucena

Siempre fui un desconocido de las flores, fiel amante de las azucenas.

Por su aroma cuan perfume, por su delicada entalladura.

Y a pesar de no haber visto una, las contemplo.

Como se esperan las puestas de sol, como se aprecian los claros de luna.

 

¿Cómo te puedes enamorar de lo que no conoces,

en la intriga de encontrarle el gusto a lo desconocido?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.