Josefina 46

"MI HERMANO OLIVO"

 

En la Serrana de mi pueblo,

donde más sopla el viento,

mi padre plantó un olivo

el día de mi nacimiento.

 

Parcela que cuidaba con pasión

entrado en el ocaso de sus días,

poniendo toda su ilusión,

esfuerzo y gallardía.

 

¡Tu hermano olivo!, me decía,

y raudo a su lado me ponía

para ver cual de los dos

más deprisa crecía.

 

Fueron pasando los años

y bajo su copa verde esmeralda

juntos y por separado labramos

senderos de pureza inmaculada.

 

Le contaba muy bajito

mil historias y leyendas,

y hasta le daba un besito

en sus hojitas tiernas.

 

En su fino tronco enlazaba

cintas de mis doradas tranzas

y en sus verdes ramas colgaba

todo lo que parecían lindezas.

 

Mi infancia siguió jugando

en aquel trocito de terreno,

lugar familiar privilegiado

en cualquier estación del año.

 

Y en la carrera por la vida

mi hermano olivo ganó la partida,

muy pronto quedé por debajo

de su fronda florida.

 

Más tarde nuestras vidas

dejaron de ser paralelas,

a su alrededor marcadas

se quedaron mis huellas…

 

Mi padre perdió facultades,

y la Serrana pasó a manos ajenas,

y aquel lugar pleno de cantares

hoy es yermo de sueños y proezas.

 

¡Y mi hermano olivo allá en la Serranía

quedó sin el calor de mi presencia!,

yo, en la soledad de mis días

recordando mi inocencia.

 

Fina

Comentarios2

  • YA SABES QUIÉN...

    La contemplación nítida de los recuerdos que enternece el alma y de nostálgica emoción erizan en la piel los bellos.

    Precioso amiga.

    HECTOR ADOLFO SANCHEZ

    • Josefina 46

      Sin lugar a dudas: Recuerdos maravillosos de la niñez que permanecen en el tiempo y te ayudan a seguir adelante en un mundo que se desmorona por momentos...
      Muchas gracias por su lectura.
      Un abrazo.

    • Maricel peña

      Me dejaste de boca abierta, me encanta tu poema, bellísimo, me trajo recuerdos de mi padre amado y sus consejos, gracias Josefina, un abrazo.

      • Josefina 46

        Estimada Maricel: De nuevo mis disculpas por el retraso por los mismos motivos que te he citado en la anterior respuesta... Si sabes del por qué ocurre esta falta de aviso, te agradeceré me informes.
        Muchas gracias por haber servido mi humilde poema de recordatorio entrañable...
        Un abrazo.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.