Rafael Rodriguez

DUARTE

DUARTE

 

Destruyen y matan tu nombre

y acaban la vida del pobre,

se dicen llamar dignos hombres

y les sacan el brillo hasta el cobre.

 

Utilizan un malvado sicario

para matar por puro encargo.

les quitan la luz al vecindario

y el agua a un pequeño lago.

 

Actúan  sin sentimientos

y se llaman los baluartes,

utilizan un bajo elemento

y violan la estatua de Duarte.

 

Rezan en una sagrada iglesia,

para celebrar su natalicio,

pero le llaman a la mujer la necia

y se revuelcan con el vicio.

 

Todos son padres de la Patria,

en un mundo lleno de impunidad,

vuelven a matar a doña Patria

y a Minerva para la clandestinidad.

 

Es que han convertido tu pueblo

en una banda de políticos sabios,

que se roban los santos del templo

y hasta las letras del abecedario

 

Rafael Rodríguez

derechos reservados

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.