Nadia Moon

Ruegos nocturnos.

Deja de susurrar mi nombre que no quiero escucharte más.

Deja de filtrarte a hurtadillas por la noche en mi cuarto, que no quiero verte más.

Deja de rozar mi piel con tus labios mientraz duermo, que no quuero sentirte más.

Deja de amarme sin control ni límite que no quiero sufrír más por tí.

Deja de ser mis sueños y desvelos.

Deja de estar en mi mente, deseo y pensamientos.

Vete y no vuelvas más. Desaparece finalmente.

No quiero me corroa de pronto en la calle percibir tu embriagante aroma inhundar mis pulmones, sin siquiera estés cerca.

Que no se dibuje más tu silueta en las noches entre las sombrasy la luz de la luna, a través de mi ventana.

Deja de ser sueño, tormento, pasión. Desaparece finalmente.

Haz que ese adios sea eterno y cierto.

Haz como si jamáz hubieses aparecido en mi lecho.

¿Cómo ahogar éstos suspiros, desgarrar éstas caricias, quemar éstos besos. Cómo purificar  mi cuerpo?

Desaparece finalmente. Llevate todo y déjame en paz.

O quédate a mi lado y sé todo lo que necesito y nada más.

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIEN

    "El más dulce aliento del desdén
    amor que hubo
    amor que es"

    más que poema... una melodía

    muy linda Moon

    HECTOR ADOLFO SANCHEZ





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.