Eber R. Guerrero

Algo a lo que llamar dicha

Codicia es la vida; quererla contigo.
Amargo presente de sueños
donde el tiempo es aliado
de tus dulces manos, de tu amor jovial.
Inapreciable condena
de presuntos inocentes labios
de ojos llenos de historias
contra mi pueril edad.
Te pienso mientras voy
caminando sólo entre lunas
y nada más que solo.
Pues mi silencio es eterno
de eso no hay duda,
mi corazón late a contra mar,
pero si hubiera algo a lo que llamar dicha
eso sería el poderte amar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.