Ariello

La ruleta

 

La ruleta

 

Yo le apuesto esta vez a la ruleta

y le apuesto de plano mi fortuna,

de reserva me juego hasta la luna,

el tesoro que el alma lleva escueta.

 

Es la paz que refleja la silueta

de tu cara serena cual ninguna

lleva el brillo sin par de la laguna

y el torrente en la arteria del poeta.

 

Bebo el jugo tenaz de mi dinero

cada vez que le gano la partida

en la vieja ruleta al garitero.

 

En el juego se pierde hasta la vida

se conoce también al caballero

y a la suerte le da su bienvenida.

 

Ariello

Derechos reservados

 

 

Comentarios1

  • Ross4

    Me gustan sus sonetos, son didacticos (enseñan) y eso es bueno!

    Saluditos,
    Ross



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.