ubik

ARLEQUÍN BAJO PLENILUNIO

Tísica se vuelve mi habla

al no conseguir arañar 

la membrana del agua

una y otra vez tonificaste  los versos

con mezcal de música rojiza 

pero no acierto a mezclarme

con tu sangre agolpada en la sien

 

segregado a los histriónicos mapas de mi cuerpo

por subsistir a fábulas infecciosas

darle fuego y visibilidad al silencio

oculto en el cristal

que es semillero de cráneos estilizados

bajo lunática embestida

 

bufonada de jaque mate al invierno

lento antifaz que vela mi aullido

como vocablo de hiedra

vocación transmutada en ardiente kamikaze

símbolo de la delicia

 

ya todo quema para dejarse ir

así como levita mi preconcebida vejez

un mundo alternativo agoniza

ramas doradas en sintonía 

con el azote sísmico de sus raíces

lapso de anatomía especular

céfiro de un fundido en negro

que el tiempo sonoro aleja

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.