shao

Porque eres...

Porque eres tan dulce 

y a la vez tan prohibida.

No sé si ir a verte

o quedarme en tortura.

Tal vez sin ser parejura

y parlarte versos

sin ser parlaembalde,

mi sustancia es amarte

aunque tú no lo sabes.

 

¡Deja endeñarse esta herida!

Que si no muero,

empezaré una nueva vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.