Wellington Rigortmortiz

* Aun en el vacío



 

Con la respiración entrecortada

la tristeza casi inocente

aclama a una felicidad

engañosa que juega

a esconderse y a entregarse

cada ves que su esencia

busca fornicar con sus amantes,

tiempo, silencio y destino,

en ese instante mi alma

se pierde en el vacío

sumergida en los placeres

maliciosos y mezquinos

de la soledad,

mi cuerpo extrañando tus caricias,

el calor de tu espíritu,

el delicioso sabor de tus besos,

se marchita lentamente

en un agónico dolor

que sacude tétricamente

mi espina,

las palabras habladas y escritas

se desvanecen en el viento

como el humo que queda

en el espacio después

de apagar la flama

que ilumina mi ser

en este miserable cirio,

extendiendo mis manos

en la inmensidad del silencio

y la maldita oscuridad,

imagino tocar tu esencia,

tu vitalidad,

cuan esquivos son

los obsequios de vida

que Dios nos da,

cuan miserable es la distancia

dentro de un mismo sitio,

irónica, sarcástica se siente

su presencia en nuestras almas,

cuan débil soy

porque mi esencia extraña

todo tu mágico ser,

cuan frágil soy

porque sin tu presencia

me despedazo

poco a poco,

cuan bendito soy

porque muy a pesar

de toda situación

o circunstancia

mis sentimientos

habitan en tu vida,

cuan imbécil soy

por sentirme hoy así;

soy feliz, lleno de alegría

de dolor en el alma,

en el cuerpo,

en la mente y el corazón,

sádico es el sentimiento de amor,

masoquista es mi dulce sentir,

pues cada noche mientras

arrullo tu alma en mi ser,

te hago el amor

con la misma o mayor intensidad

como sentir que es mi ultima vez

corporalmente a tu lado,

el llanto es el manjar de éxtasis

que remplaza al de la procreación,

lava mi rostro mientras te imagino

sobre mi, pero, al reaccionar

solo esta el esperma sobre mi abdomen,

esperma que se enfría y muere

así como esta noche fría y muchas mas,

entonces la luna se oculta celosamente

entre las nubes espesas y grises

de este firmamento ártico,

lluvia triste cae del mismo

mientras los vidrios de mi habitación

lentamente se deshumedecen,

mientras un mágico encanto

me envenena y me atrapa en sus sueños,

dormir para siempre quisiera,

dormir a tu lado quisiera,

vivir, morir al mismo tiempo

así nos encontramos agonizantes

amándonos, deseándonos, llorando,

tristes y felices.

 

*

Y si todo fuese mentira?,

Y, si mis promesas, palabras

y sentimientos fueron para ti

solo una necesidad para vestir

tus inseguridades de ego?,

 

Y, si todo aquello

que de tu ser salió,

para mi, fue solo

el respectivo pago,

como pagar con dinero

todo lo que por capricho

y superficialidad se compra?,

 

Y, si todo fuera mentira?,

Que será de mí?,

…pues jamás existí!,

jamás ame!,

peor aún, fuí amado,

solo, utilizado;

triste, lastimero y miserable

resulta solo imaginarmelo;

 

En un mundo de mentiras

la verdad se disfrazaría

de la muerte;

porque ame y amo

en un mundo

tan sucio y corrompido?,

malditos aquellos traidores

e infames que engañosos

con sus angelicales rostros

y sablistas actitudes

absorbieron todo mi ser;

auto desterrandome de

este paraíso de mediocridad,

sobre mi calvario aguardare

a que aparezca

mi verdadero equilibrio,

se que existe!,

la presiento!,

a salvo puse un poco

del todo que me fue

canallamente hurtado,

para que al convinarlo

con todo cuanto sentí, vi, vivi,

aprendí y soy

se forme la nueva alianza

de un sentimiento único,

mas profundo y eterno

que a veces el simple amar,

porque ese complemento real

se merece toda mi espera

y el nuevo ser de luz

que soy ahora.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.