jhon deilo

TATUADOR

Un hombre escribe sobre sus espaldas

los tatuajes que ayer y hoy olvida

porque el sudor lavó trágicamente

las líneas que ahondaron sus heridas.

 

Más tatuajes al viento que flamea

las telas de la piel envejecida.

Expuesta su verdad sobre esas zanjas

por los que la existencia huyó inadvertida.

 

La pregunta que surge como un salto

ante el tropiezo que acortó la vida:

¿Qué tatuador arcano se consuela

con grabar cicatrices sobre heridas?

 

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.