catherine paz

El día se me a tornado oscuro

Brillaba el día en todo su esplendor

y de un instante a otro el día oscureció

la oscuridad golpeó a la vida

la alegría se ocultó

la voz autoritaria abofeteó al amor

sin misericordia

sin explicación divina

tan solo el decreto gorilesco del poder.

 El amor llora

con toda dignidad

el amor ahí está

escondido en el rescoldo

y en su momento brillará

sí, brillará, más resplandeciente que el sol

será.

Comentarios1

  • racsonando

    Saludo: ¡Bien por tus escritos! Todas estas experiencias nos alimentan y alientan el espíritu.
    Abrazos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.