Verano Brisas

ABECEDARIO POÉTICO - O


AVISO DE AUSENCIA DE Verano Brisas
Ninguna


Te observo con respeto y simpatía

por estar químicamente oxigenada

en esta tierra maltratada y fértil,

porque sabes despertar cada mañana

en las cavernas de la oscuridad

bajo los rayos de un Sol gratificante.

 

Denotas diferencias y alternativas

al situarte en un lugar privilegiado,

entre muchas oraciones idiomáticas

que te observan alegres y curiosas

desde bandos forzudos y contrarios.

 

Como partícula inicial que eres

de los nombres propios irlandeses,

afirmas con certeza lo generacional,

algo que no hemos conquistado aún

en estos trópicos ardientes y fructuosos,

donde murieron filiaciones ancestrales.

 

La obscenidad (“ese lenguaje crítico

que algunos utilizan contra otros”)

también está presente en tu carácter,

ya que varios orificios corporales

lucen tu forma al comienzo o al final.

 

Te inicias en los observatorios

donde los astrónomos conjeturan

o refutan de manera irremediable,

el supuesto saber de sus decanos,

muchas veces obsoleto y obstinado

por el óxido asfixiante de los siglos.

 

Viajas tranquila y despejada siempre

hasta el fondo de las supersticiones

como signo de lo imperecedero

cuando utilizas el sonido ¡Ooommm!

 

En mi gran ignorancia no figuras

como letra en el idioma hebreo,

aunque tienes grandísima importancia

en las artes medievales de la alquimia

cuando ésta impone su divina Ley.

 

Demonio en Siria de la poesía

por esa facultad de ventriloquia

que permite pronunciar oráculos

para reyes altamente poderosos,

o simplistas y parcos ciudadanos,

cuando vas acompañada de la B.

 

Finalmente te siento indispensable

en numerosas y extrañas situaciones;

por ejemplo, como círculo grandioso,

que nos brinda con plena sencillez

la primigenia visión del universo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.